- Publicidad -

La historia de una terapia revolucionaria creada por el Centro de Salud Mental Chaoyang en Beijing ha dado la vuelta al mundo. Se trata de su panadería Crazy Bake, que fue creada para dar terapia de rehabilitación mental a determinado número de pacientes. Actualmente son ocho personas que están tomando el plan que consiste en hornear 4 veces a la semana roles de canela y croissants.

Este programa ya lleva 14 años de implementación y si bien al principio fue recibido con escepticismo, hoy ha mostrado varios resultados en el proceso de rehabilitación de aquellos pacientes que lo realizan.

Los médicos detrás de él explican que muestra mejoras en la salud de los participantes por el hecho de ejercer la creatividad y realizar actividades manuales que los relajan. Además de mejorar las actividades motoras, también ayuda a las competencias sociales, de lenguaje y fomenta el entusiasmo por participar en actividades sociales.

- Publicidad -

Además de aprender a hacer pan, el programa incluye que los pacientes interactúan con los clientes de la panadería, ya sea en la tienda y cuando van a realizar entregas a domicilio. Ha sido tan exitoso que uno de los pacientes ya lleva seis años “trabajando” en él. Todas las ganancias de venta del pan se utilizan en el mismo Centro de Salud para mejorar la calidad de vida de quienes se ingresan ahí.

Lee: Esta es la guía gastronómica con la que podrás recorrer el país comiendo

Depressed Cake Shop

La iniciativa del Centro de Salud Mental Chaoyang ha generado seguidores en todo el mundo. En Londres por ejemplo abrió la pastelería Depressed Cake Shop, cuyos pasteles serán hechos por pacientes que sufren de depresión. Su objetivo no es que sean pasteles de concurso, sino que estén ricos y ofrecer otra versión de terapia ocupacional. Al igual que la clínica asiática, todas sus ganancias se donarán a instituciones de salud mental inglesas.

View this post on Instagram

We love this #cookie and post from @artyoueat ❤️❤️❤️❤️ Lucy wants to remind you to take care of your mental health this year 🧠♥️ it's easy to bottle up our pain and let it consume us in fear of "complaining", or judgement from others. this is also a note to self, as I've struggled deeply with my own negative internal dialogue. I never post anything besides my cheerful desserts on here, but this is something that resonates intensely with me. for me, creating art has become a type of therapy, but I still have a very hard time handling the inner workings of my psychological health. statistics say 300 million people worldwide experience depression. I have a feeling it's even more than that, as many live with their pain silently. if you are struggling, just know you can always seek help from friends, family, professionals, and even strangers- even if it costs you a nickel. someone will be willing to listen and offer help. patience and kindness go a long way, but it can be hard to find in our seemingly self-centered society. sometimes we need to seek it out, and also offer our compassionate selves to others. we are all here together, and all experience hardships. even those who seem to "have it all", have their own demons. you're not alone. 🤗✨🌈

A post shared by Depressed Cake Shop (@depressedcakeshop) on