Shutterstock
- Publicidad -

Si algo te agobia este día, hay una solución sencilla en tus manos para arreglarlo… al menos emocionalmente. Solo basta con estar en contacto unos cinco minutos con la naturaleza, ya sea un jardín o un parque.

Esta conclusión es resultado de un estudio realizado por la Universidad de Regina en Canadá, en el que probaron con 123 participantes del departamento de Psicología. Se dividieron en dos grupos, a unos se les pidió estar cinco minutos en un parque cercano al campus y a otros se les asignó un espacio cerrado.

Cada persona calificó sus emociones a partir de estas experiencias, tanto antes como después. A partir de una escala, los participantes se enfocaron en factores como la comodidad, así como sentimientos asociados con la gratitud, admiración y asombro.

- Publicidad -

 Lee: El parque temático más grande de América Latina estará en México

El pasar un rato al aire libre incrementó esas emociones en el grupo estudiado, contrario al que estaba encerrado. En un posterior estudio se comprobó también que aspectos negativos como la depresión, el estrés y la ansiedad quedaban reducidos al exponerse esos mismos minutos.

Katherine D. Arbuthnott, una de las autoras del estudio publicado en el Journal of Positive Psychology destacó que los resultados de esta investigación demuestran la importancia de preservar espacios naturales a nuestro alrededor.

Por Jorge Gómez