Taxco city in Mexico; Shutterstock
- Publicidad -

¿Planeando el mejor regalo del 14 de febrero? Aquí algunas opciones para pasar un fin de semana muy romántico. Hay desde ciudades coloniales hasta Pueblos Mágicos. ¿Están listos?

Valle de Bravo

Está a dos horas aproximadamente (157,9 km) de la Ciudad de México. Si decidieron salir un viernes por la tarde, lo mejor será que al llegar vayan a cenar. Una recomendación es conocer Alma Tierra (Ave. Fontanas S/N), un restaurante de cocina mexicana que tiene su propio huerto, el pollo a las brasas o su hamburguesa de la casa son una excelente opción.

- Publicidad -

Por la mañana, qué tal si se aventuran a la práctica del ala delta o el parapente, la agencia Las Alas del Hombre es una de las muchas que ofrecen esta actividad. Otra opción es disfrutar de su presa o laguna, donde también hay cosas para hacer como el esquí, el velero, el kayak y últimamente está muy de moda el flyboard, una experiencia donde volarás sobre el agua gracias a que en los pies se te coloca una tabla de propulsión. Más tarde, pueden ir a caminar por el centro de Valle de Bravo y visitar la Plaza Independencia y el Templo de Santa María Ahuacatlán. Más del destino en edomex.gob.mx/valledebravo

Lee: Los mejores destinos para viajar durante febrero

Taxco 

Callejuelas empedradas, plata y casonas antiguas son sólo algunas de las cosas que podrán disfrutar mientras caminan por Taxco de Alarcón, en el estado de Guerrero. Taxco está a aproximadamente dos hora y 17 minutos (185 km) de la ciudad. Inicien su paseo por su mirador, desde ahí podrán ubicar los lugares que les interese visitar. Incluyan la Parroquia de Santa Prisca, de arquitectura novohispana, y entren para admirar sus retablos de madera y hoja de oro. Una de las edificaciones mejor conservadas de Taxco es la Casa Borda, que cuenta con una galería de arte local y su construcción data del siglo XVIII.

Taxco, Mexico; Shutterstock

Ahora bien, si en este punto sienten que deben comer, no olviden que el platillo por excelencia es el jumil, un insecto al que se le pone salsa y es acompañado por guisos con carne, lo encontrarán en los menús de todos los restaurante. Para seguir, échenle un vistazo al Antiguo Convento de San Bernardino de Siena o al Museo Spratling, que posee una gran colección de platería. Más sobre el destino en www.visittaxco.travel

Lee: Los mejores viajes para hacer en tus 30s

Tequisquiapan

Dos hora y cuatro minutos es lo que harán de camino para llegar a este pueblo colonial perteneciente al estado de Querétaro. Son 181,5 km de trayecto. Visiten el Templo de la Asunción con su fachada de cantera color rosa y vayan al Jardín Hidalgo, o recorran su mercados de artesanías. Un obligado es entrar a uno de sus balnearios de aguas termales como el de las Termas del Rey, así como tomar una bicicleta para ir por la Plaza Principal y visitar los callejones que la circundan.

Pero si de experiencias hablamos, qué mejor que levantarse al día siguiente muy temprano, y hacer un recorrido en globo aerostático, una aventura que durará una hora aproximadamente mientras observan los alrededores de Tequisquiapan. Por la tarde, pueden ir a La Hondonada, un rancho productor de quesos, donde se ofrecen visitas para conocer su proceso y hay degustación. Para comer qué mejor que unas enchiladas queretanas estilo Tequisquiapan y acompañadas por un vino de Freixene o Viñedos La Redonda.