- Publicidad -

Una de las mejores forma de iniciar un recorrido por la historia de Capadocia en Turquía, es hacerlo abordo de un globo aerostático. Desde esta altura podrás admirar el Parque Natural de Göreme, el principal atractivo de la ciudad. Las montañas están llenas de rocas puntiagudas de formas cónicas, resultado de una erupción provocada por los volcanes Erciyes Dagi y Hasan Dagi hace más de 40 millones de años.

Pero este paisaje no sólo asombra por sus formas, también porque fue el refugio de los primeros habitantes de Capadocia. Al bajar del paseo puedes desayunar en el Café Keyif un clásico café estilo turco y un tradicional baklava, que es como una crepa de hojaldre con miel y espolvoreada con pistache molido.

Lee: ¿Por qué viajar podría ser el secreto para una vida más larga?

- Publicidad -

Después puedes visitar otro importante legado de sus primeros habitantes, las iglesias y monasterios que datan del siglo IX y X, y en cuyo interior se pueden ver magníficos frescos religiosos. Algunas de las que conocerás son: la Iglesia Karanlik Kilisi, la Yilanli Kilisi y la de Tokali Kilisi, esta última con la mayor muestra de arte rupestre. Cabe mencionar que este paseo puedes hacerlo sin la ayuda de un guía, ya que por toda la ciudad hay centros de información turísticas donde de manera gratuita puedes tomar un folleto e iniciar con la ruta.

Peribacalar Vadisi

Al día siguiente puedes recorrer el valle de Peribacalar Vadisi, donde la erosión creó curiosas formaciones que parecen tener una corona en su cima, las hay por todos lados y sus habitantes les llaman “las hadas”. Desde ahí puedes trasladarte al Museo de Zelva, un pueblo, dicen, habitado por trogloditas y localizado a ocho kilómetros de la ciudad. Este sitio, que está al aire libre, te sorprenderá ya que cuenta con cientos de estructuras creadas de ceniza volcánica y de distinto tamaños y formas.

No te vayas de la ciudad sin antes entrar a un Hammam. Una recomendación es el Elis de Göreme donde podrás darte un baño con jabón negro, hecho de aceite de oliva negra y con propiedades exfoliantes. Después podrás permanecer en un jacuzzi caliente y listo, un té sella el relajamiento y tu piel quedará lista para regresar renovado.

Dónde hospedarse
Hezen Cave Hotel tiene 14 elegantes habitaciones con vistas espectaculares a la ciudad.

Más del destino: hometurkey.com