Shutterstock

El Príncipe Harry y Meghan Markle, Duquesa de Sussex, saben que en sus manos está la crianza de su primer bebé.

Y es por esa razón que, según Vanity Fair, han decidido ser ellos, sin ayuda de una nana, quienes se dediquen por completo al nuevo royal.

Será Doria, madre de la ex actriz, quien ayude al matrimonio con su pequeño, quien nacerá a finales de abril. Pero para ello están remodelando la Casa de Frogmore, en Windsor, su residencia. La pareja, según un artículo de la revista, está construyendo una guardería eco-friendly y neutral en cuestión de género.

- Publicidad -

Así, las paredes de este espacio tienen tonos blancos con grises, e incluirá cama, cuarto de juegos y otra habitación contigua para cuando Doria llegue a la residencia.

Aparentemente, las adecuaciones están siendo desarrolladas por la empresa hotelera Soho House y su jefa de diseño de interiores, bajo un presupuesto estimado de 3 millones de dólares. Vicky Charles, directora de diseño de Soho Farmhouse estaría al frente del proyecto.

“Meghan es súper stylish y ama el diseño de interiores, así que remodelará la guardería y la cocina, que ella ha diseñado, como las otras estancias.

“Quieres que el lugar esté lleno de luz, que sea moderno, pero también con un toque shabby-chic que tanto ama”, dijo un allegado.

Ayudados por la tecnología

Entre las remodelaciones que se llevan a cabo en el edificio construido en 1680 se encuentra la adecuación de gadgets y tecnología inteligente para el hogar.

“Ellos serán capaces de controlar todo desde sus teléfonos celulares”, contó una fuente a la publicación.