- Publicidad -

Los malos hábitos en la cocina pueden resultar en verdaderas tragedias, tanto en el paladar como en el estómago, haciendo que el resto de los esfuerzos sean en vano. Pon atención a estas acciones y reglas básicas. Vayamos por puntos.

Descongelar

Lo mejor es descongelar cualquier producto en el refrigerador. Nunca bajo el chorro del agua caliente, o peor aún: en el microondas. Esto puede dañar la calidad de un producto. Otra sugerencia es seguir las instrucciones de cada ingrediente. Una advertencia más: descongelar y volver a congelar algún alimento puede resultar dañino para la salud.

Paciencia

Se trata de una virtud imprescindible en la cocina, específicamente para hornear. De no tenerla el producto podría no alcanzar la textura adecuada, quedar crudo o incluso con un gusto extraño. Pero, atención, la paciencia en extremo puede resultar en aroma y sabor a quemado.

- Publicidad -

Lee: Los 6 acuarios en el mundo que debes conocer

Limpieza y desinfección

Si se habla sobre frutas, verduras y hortalizas, lo indicado es lavarlos con agua, sobre todo para evitar intoxicaciones alimentarias. Ahora, si se trata de pollo o carne roja, la recomendación es no hacerlo.

Atomix: el restaurante que querrás visitar por su artístico menú

Hand washing cherry tomato with running water in household sink to rid off pesticides

Selección de aceite

Dependiendo de lo que se busque cocinar, es el tipo de aceite que se utilizará. Por ejemplo, el aceite vegetal es el más indicado para las frituras porque tiene un punto de humo más alto que otros. Por su parte, el aceite de oliva virgen extra funciona mejor para saltear o aderezar ensaladas, ya que tiene un punto de humo bajo. Se debe de tomar en cuenta que incluso existen calidades entre los aceites, pero ese es totalmente otro mundo en el cual sumergirse.