- Publicidad -

Ubicado en una de las regiones más hermosas del planeta, la selva maya, Grand Velas Riviera Maya es toda una proeza en cuanto a sostenibilidad se refiere. El diseño respeta su entorno porque reconoce la importancia de crear algo nuevo sin afectar lo que ya existía, y bajo esta filosofía ha conseguido el equilibrio que le permite ofrecer experiencias únicas sin dañar el ecosistema, siendo uno de los lugares más amigables con el ambiente en todo el continente.

La construcción del hotel requirió una estrategia distinta que protegiera los irremplazables manglares que nutren las aguas azules de esa región. Se llegó a la conclusión de dividir el complejo en tres secciones que a la postre se convertirían en Grand Class, Ambassador y Zen Grand, sin afectar los cenotes que se encontraban en el terreno.

Por un mundo más verde

Desde el inicio se marcó una diferencia con la plantación de más de 18 mil árboles y las acciones continuaron con la utilización de productos locales. Al no requerir grandes traslados para llevar hasta el resort los insumos necesarios para su operación, también se redujo la huella de carbono de cada producto. Además, los mariscos que se consumen son adquiridos mediante la compra a pescadores locales, con serias políticas que respetan la temporada de veda, cosa sencilla de lograr gracias a los menús temporales en los restaurantes.

- Publicidad -

El spa es otro sitio que se construyó respetando el entorno, pues se aprovechó una hondonada natural en el terreno que hoy es parte vital de él.

(Cortesía).

Ninguna acción es demasiada cuando se trata de cuidar el planeta, así que en Grand Velas Riviera Maya se colocaron paneles solares en un área de 690 metros cuadrados capaces de generar cerca de 22 millones de kilowatts por hora, liberando al resort de la utilización de aceites como combustible. La planta de cogeneración eléctrica ayuda a disminuir gases contaminantes y consumo de luz, mientras la planta de tratamiento de aguas residuales aprovecha el líquido para regar áreas verdes.

Estos esfuerzos le han valido el Distintivo “S”, que los avala como uno de los destinos con más conciencia ambiental en México, reconocimiento otorgado por la Secretaría de Turismo.

El planeta ofrece belleza y recursos que todos podemos aprovechar con responsabilidad e inteligencia. Grand Velas Riviera Maya está haciendo su aportación para que juntos participemos de una vida más verde.