Cortesía de Matzen Immobilien KG
- Publicidad -

En el centro de Hamburgo, en Alemania, sobrevive un búnker nazi construido por prisioneros de los campos de concentración. Hoy, buscando cambiar la historia del edificio –y del distrito en el que se encuentra–, será convertido en hotel.

Durante la Segunda Guerra Mundial, distintos refugios antibombas fueron construidos para resguardar a la sociedad alemana de los ataques aéreos. Al terminar la guerra, se hicieron planes para destruir el búnker, pero sus paredes eran tan gruesas que habría sido necesario utilizar una mayor cantidad de explosivos, y eso habría provocado la destrucción de los edificios más cercanos. Así que el gobierno tomó la decisión de dejarlo ahí.

Lee: Viaje gastronómico por Alemania

- Publicidad -

Desde entonces, la ciudad se ha ido apropiando del espacio. Se han organizado todo tipo de exhibiciones culturales, se han dedicado ciertos espacios a proyectos públicos y privados y hoy la estructura está siendo intervenida por un proyecto de arquitectura paisajista, con terrazas verdes y jardines verticales.

Ahora, la cadena NH Hotel Group transformará el refugio antibombas en un hotel de 136 habitaciones inspirado en la ecléctica personalidad del barrio de St. Pauli.

“La oportunidad de ser parte de un distrito tan vibrante y creativo es una opotunidad que tomamos con toda responsabilidad”, dijo Ascan Kókai, Director de Desarrollo en Europa. “Para nosotros, es importante demostrar responsabilidad hacia la historia del búnker; lo que significa. El proyecto es una mezcla excepcional que respeta la historia y, al mismo tiempo, apunta hacia un futuro lleno de esperanza”, agregó paul Hahnert, Project Manager, en el comunicado oficial.

Lee: Hoteles instagrameables: qué los hace relevantes

Además de una serie de espacios comunes para motivar encuentros creativos de la comunidad, así como de una cafetería, bar y restaurante, el diseño del hotel contempla un espacio de exhibición para mostrar la historia del búnker –y de Alemania.