- Publicidad -

No conozco a nadie que no le guste el helado, en sus muchas formas y sabores es sin duda uno de los postres predilectos de muchos, y rara vez nos negamos a cambiarlo por otro postre, a no ser que se trate de: gelato.

El gelato a cobrado mucha popularidad en los últimos años, lo que hace que la gente se pregunte cuál es la verdadera diferencia entre gelato y helado. Así que te decimos a detalle algunas de las diferencias que te harán saber perfecto cuál elegir la próxima vez que debas decidir.

- Publicidad -

Según Morgan Morano, autor de The Art of Making Gelato, la diferencia comienza con los ingredientes de cada uno. La base de ambos es una mezcla de cremas, leche y azúcar. El helado de hecho contiene mucha más crema que el gelato, y tiene yemas de huevo, cosa que raramente se usa en el gelato tradicional.

Otra diferencias es que el helado contiene más grasa, entre un 14 y 25%, esto debido a la cantidad de crema que lleva, mientras que el gelato solo tiene de un 4 a un 9%.

Tienen texturas diferentes, aunque ambos se baten, el helado se hace de manera más fuerte y rápida, lo que incorpora más aire en la mezcla haciendo más esponjosa su textura, mientras que el gelato es denso y por lo tanto su sabor es más fuerte.

Se sirven a diferentes temperaturas, el gelato es servido a una temperatura más alta que el helado, es decir que si el gelato se sirviera tan frió como el helado perdería toda su magia. Y por último, ambos se sirven con diferentes utensilios, mientras que para el helado usamos una cuchara que nos de la bola perfecta, para el gelato se usa una pequeña espátula que ayuda a darle forma al gelato antes de servirlo.

La próxima vez que debas decidir, déjate cautivar por el sabor y la textura que más disfrute tu paladar, gelato o helado, ambos son de nuestros favoritos. ¿Tienes un preferido?