LONDON, ENGLAND - JULY 09: Catherine Duchess of Cambridge and Prince William, Duke of Cambridge with their children Prince George, Princess Charlotte and Prince Louis after Prince Louis' christening at St James's Palace on July 09, 2018 in London, England. (Photo by Dominic Lipinski - WPA Pool/Getty Images)
- Publicidad -

Los Duques de Cambridge celebraron ayer el bautizo de su tercer hijo, el príncipe Louis, y entre las varias reglas y tradiciones que tuvieron que seguir, Kate y William sirvieron su pastel de bodas a los invitados que asistieron la ceremonia religiosa. 

Después de la ceremonia, los invitados se trasladaron a Clarence House donde disfrutaron un delicioso té que acompañaron con el pastel que William y Kate sirvieron en su boda, hace siete años.

El bautizo incluyó varias tradiciones reales, entre ellas, el ropón del pequeño royal, que es el mismo que usaron George, Charlotte y otros príncipes y la pila bautismal, que es la misma que la familia real ha usado desde el nacimiento de la primer hija de la reina Victoria.

- Publicidad -

Lee: Estos son los royal hot spots de Londres

Shutterstock

La regla del pastel consiste en que deben guardar un nivel del que sirvieron en su boda para el bautizo de su primer hijo, pero William y Kate lo han hecho con sus tres hijos.

Lee: Harry y Meghan Markle combinaron sus outfits para una boda

Para su buena suerte, el pastel de bodas de William y Kate fue lo suficientemente grande para que alcanzará para el bautizo de George, Charlotte y Louis.

Shutterstock

“El pastel de bodas de los Duques de Cambridge, diseñado por Fiona Cairns, estaba hecho de 17 pasteles individuales de fruta y tenía ocho niveles. El pastel estaba decorado con glaseado de crema y betún con la técnica de Joseph Lambeth. Había hasta 900 flores heladas individuales y hojas de 17 variedades diferentes decoradas en el pastel. Un diseño de guirnaldas en el centro que coincidía con las guirnaldas arquitectónicas decoradas en la parte superior de la Galería de Imágenes del Palacio de Buckingham, la habitación en la que se exhibía el pastel durante la boda “.

Shutterstock

Los invitados a la celebración real tuvieron la suerte y el privilegio de probar el icónico pastel de bodas de William y Kate.