Shutterstock
- Publicidad -

Diferentes estudios realizados alrededor del mundo investigan propiedades del chile. Pero sólo unos cuantos realmente demuestran que comer picante tiene muchos beneficios para la salud y calidad de vida.

Un estudio realizado recientemente por investigadores de la Universidad de Beijing esclareció algunas hipótesis. Determinaron que el consumo de comida picante reduce el riesgo de padecer cáncer. Además de enfermedades cardiacas y respiratorias.

Metodología del estudio sobre el chile

Para llegar a esta conclusión, el estudio investigó los hábitos alimenticios de 500 mil personas de diferentes regiones de China. Los investigadores concluyeron que las personas que consumieron picante de 6 a 7 veces por semana, redujeron un 14% el riesgo de morir de forma prematura. En comparación de aquellas personas que consumieron picante menos veces a la semana.

- Publicidad -

Incluso otros estudios realizados con anterioridad llegaron a la conlcusión que el consumo de picante es benéfico para la salud. Tal es el caso de un estudio publicado por el Anderson Center de Texas, el cual estableció que comer picante reduce considerablemente el riesgo de contraer cáncer.

Imagen relacionada

Por su parte, otro estudio realizado por científicos británicos, indicó que el consumo de pimienta roja reduce el apetito. Así como también el consumo de energía en personas de origen asiático. Todo esto mientras que reduce el riesgo de obesidad en personas de raza blanca.

Esto quedo confirmado con otro estudio que se publicó en la revista de Fisiología, Bioquímica y Farmacología. En donde indican que las propiedades del chile funcionan en el organismo quemando grasa. Por lo tanto, reduciendo el riesgo de sufrir sobrepeso, así como enfermedades cardiovasculares y gastrointestinales.

El estudio realizado en Bejín relaciona el consumo de picante con la disminución del riesgo de padecer ciertas enfermedades. Pero los investigadores aseguran que posiblemente también influyen otros factores como los hábitos alimenticios, la clase social y el estilo de vida.

Aunque creemos que valdrá la pena intentar mejorar nuestra calidad de vida de una forma picosa, placentera, y sobre todo, tan fácil ¿no crees?

Viajar con amigos es bueno para la salud, según la ciencia