- Publicidad -

Si piensas que por beber alcohol te ibas a libar de muchas enfermedades, estás muy equivocado. Esta claro que beber alcohol en exceso es contraproducente para la salud, pero ¿qué hay de aquellas personas que consumen bebidas alcohólicas con moderación?

Tenemos buenas noticias para los bebedores moderados y con moderado nos referimos a esas personas que beben entre una y siete copas de vino a la semana. Y es que según datos de un estudio, beber de una a dos copas de vino al día es bueno para el funcionamiento cerebral.

El estudio, publicado en el British Medical Journal, en Inglaterra, encontró que los bebedores moderados de alcohol tienen menos riesgo de padecer demencia, en comparación con las personas que beben mucho y las que no beben nada, y es que, como bien se sabe, todos los extremos son malos y con esto queda probado.

- Publicidad -

Lo que los científicos saben con certeza es que beber alcohol con exceso es malo para la salud, aunque hacen múltiples estudios para encontrar sus beneficios, sugieren no cambiar los hábitos de consumo, pensando que pueden obtener algún beneficio.

Y es que los investigadores no logran ponerse de acuerdo. Según datos de un estudio realizado en Francia con bebedores asiduos de alcohol, las personas con problemas de alcoholismo —aunque hayan sido en el pasado y estén superados— tienen tres veces más posibilidades de padecer demencia.

Si te estás preguntando a quién hacerle caso, toma en cuenta el consejo de un médico británico que asegura que beber, sea la cantidad que sea, es malo para la salud y tiene riesgos para toda la gente por igual y afirma que mientras más alcohol se beba, más posibilidades hay de desarrollar alguna enfermedad como embolia, hipertensión, daño hepático, cáncer y ataques cardiacos y, por supuesto, demencia.