- Publicidad -

Como parte de la dieta de cualquier mexicano, el pan dulce es básico y las conchas son, sin duda, uno de los panes más gustados en nuestro país, es por eso que la idea de una manteconcha nos llenó de emoción y curiosidad a todos.

Hace unos días la imagen de una mantechoncha causo furor en las redes sociales, un pan que fusiona una mantecada con una concha. La creadora de esta genialidad, es una panadería localizada en Querétaro llamada El Manantial, por el momento sólo están disponibles ahí, pero seguramente pronto las encontraremos en más lugares. Lo mejor de todo es que tan sólo cuestan siete pesos con 80 centavos. ¿Increíble, no?

Por su parte, las donchas —que personalmente nos entusiasman menos, pero sí queremos probar— son la fusión entre una dona y una concha y fueron creación de Enrique Alva, dueño de una panadería localizada en San Juan Teotihuacán, en el Estado de México.

- Publicidad -

Ya subidos todos en el tren, esta mañana fuimos sorprendidos con la mantemuerto, un híbrido de mantecada y pan de muerto que aún no sabemos quién inventó, pero nos encanta. Esto sucede en pleno agosto, faltando todavía tres meses para Día de Muertos, pero no importa, celebramos el ingenio mexicano y amamos el pan de muerto, así que habrá que probar.