De acuerdo con un estudio en el Reino Unido, en promedio una persona toma su primera taza de café a las 8:30 a.m y bebe 3 tazas de café al día. Tomar a esta hora y dicha cantidad de café ayuda durante el día, pero también afecta en el ciclo del sueño. En Estados Unidos más del 85% de la población consume cafeína de manera regular y más del 40% tiene problemas para conciliar el sueño, así lo reportó CNBC.¿Coincidencia? No lo creemos.

La Dr. Sarah Brewer, experta en salud, comentó que la hora ideal para tomar nuestra amada bebida es a las 10 a.m. Esta hora es considerada la hora perfecta para personas que se levantan alrededor de las 7 u 8 a.m. La conclusión de los horarios se determinó partiendo de que es preferente beber café cuando el cuerpo está produciendo la menor cantidad de cortisol, de 3 o 4 horas después de despertar.

Lee: 5 tés ancestrales y sus beneficios

Te explicamos…

- Publicidad -

Al despertar el cuerpo produce la hormona de estrés que nos puede hacer sentir ansiosos, y con la cafeína se puede llegar a exaltar. Esto provoca que estemos muy activos por la mañana y tengamos una decaída de energía por la tarde. Retrasar el consumo de cafeína unas horas puede contrarrestar este efecto.

La mejor forma de detener el efecto negativo que produce la cafeína en nuestro cuerpo y en el ciclo del sueño es durmiendo bien. Esto es más fácil de lograr si evitamos tomar cafeína por las tardes, ya que ésta sigue haciendo efecto hasta 6 horas después de haberla consumido. Retrasar la hora en la que tomamos la primera taza de café y disminuir la cantidad que bebemos también ayudará.