(Photo by Frazer Harrison/Getty Images)
- Publicidad -

Antes de comenzar la transmisión y la entrega de premios Golden Globes, todos los invitados disfrutan de una deliciosa comida. Sin embargo, la actriz Melissa McCarthy, nominada por su trabajo en Can You Ever Forgive Me?, fue la encargada de ofrecer comida extra para todos sus colegas de Hollywood que no quedaron satisfechos o que ya tenían hambre nuevamente.

Y es que la estrella de cine compró alrededor de 40 baguettes rellenas de jamón y queso (empacadas individualmente y con una bolsa de hielo para mantenerlas frescas toda la noche) para repartir durante la ceremonia. Junto con su esposo, el actor y director Ben Falcone, las compró en la tienda de especialidades Joan’s on Third de Beverly Grove y las metió de contrabando al salón donde se realizó la ceremonia. “Los he estado distribuyendo a todos. El próximo año, traeré perros calientes”, aseguró Falcone.

- Publicidad -

El despliegue sorpresa de sándwiches de jamón fue un verdadero éxito entre los famosos. Por ejemplo, la presentadora Jessica Chastain le dijo a una reportera que “es una buena idea porque para cuando te subes al salón, la cena ya fue servida y siempre tienes mucha hambre”.

Además, Olivia Colman, durante su discurso de agradecimiento por el reconocimiento para The Favorite, mandó un mensaje para McCarthy: “Gracias por los sándwiches, increíble”.

No sólo la comediante tuvo antojo de fast food durante o después de la entrega de los Golden Globes, también la estrella de Homecoming Julia Roberts, pues ella terminó la noche con un viaje a In-N-Out Burger cerca de Hollywood High. Esta brillante idea la han tenido otras estrellas como Aziz Ansari y Guillermo Del Toro.