Foto: Shutterstock
- Publicidad -

Aproximadamente una tonelada de chocolate líquido cayó por accidente en una carretera de Alemania, pero en lugar de convertirse en un delicioso y aromático río (el sueño de cualquiera), debido al clima se congeló y se solidificó casi de inmediato, así que la calle quedó pavimentada con dicha joya por varias horas. De acuerdo con datos de Associated Press, el tanque de almacenamiento que se derramó pertenecía a la fábrica de chocolate DreiMeister, que se ubica en Westöennen, Alemania.

El suceso ocurrió durante el mes de diciembre, pero mucho antes de Navidad o seguramente se hubiera convertido en una catástrofe, no sólo por el bloqueo de la calle, sino también por la falta de este producto en las celebraciones. El jefe de la compañía, Markus Luckey, aseguró que el derrame fue causado por un “pequeño defecto técnico”. La buena noticia es que a pesar del incidente los alemanes de Werl no se quedaron sin chocolate en la época decembrina. Y es que la empresa regreso a sus actividades normales casi de inmediato.

(Foto: Shutterstock)

Lee: Consejos para gastar menos gasolina cuando viajas

- Publicidad -

Para retirar el chocolate congelado de la carretera se requirió el trabajo de 25 bomberos, quienes tuvieron que utilizar agua tibia y muchas palas. Probablemente habría sido más sencillo pedir a las personas de las localidades cercanas que se llevaran la cantidad que quisieran, siempre y cuando no les importara que incluyera un poco de concreto.

Afortunadamente, el accidente no ocurrió en verano o los bomberos sí hubieran tenido un enorme río de chocolate incontrolable. Un desastre similar ocurrió en mayo en una ciudad ubicada al oeste de Polonia, cuando un camión también derramó alrededor de 12 toneladas de esta misma delicia líquida en una carretera. Sin duda, el trabajo para retirarlo fue mucho más complicado; el brigadier senior Bogdan Kowalski de Slupca, afirmó en aquel momento que “enfriar el chocolate es muy difícil”.