Shutterstock
- Publicidad -

El periódico oficial de Nuevo León publicó que a partir del 25 de enero de 2020 estará prohibido el uso de popotes en cafés, bares y restaurantes en todo el estado. De no hacerlo, las multas que paguen los establecimientos irán de 1,500 a 20,000 UMAS (Unidad de Medida y Actualización, una referencia económica en pesos que fue creada para sustituir la figura de “número de veces de salarios mínimos”).

Eso no significa que Nuevo León será un estado donde no se vendan popotes pues podrán seguir encontrándose en tiendas para personas que los necesiten. También los hospitales y centros de salud seguirán teniéndolos por cuestiones clínicas.

De esta manera, los establecimientos de alimentos y bebidas tienen un año para hacer un plan para librarse de los popotes o comprar de materiales que no sean polietileno, polipropileno y polímero de plástico. Así es como Nuevo León se une a campañas que han promovido dejar de utilizar plásticos de un sólo uso. Se espera que otros estados del país adopten la iniciativa para promover un consumo responsable y eliminar el uso de plásticos en mayor escala como política gubernamental.

- Publicidad -