Herbal tea on wood background. Woman holding mug.
- Publicidad -

¿Qué es lo que hace que una taza de té pueda ser llamada así y no solamente una infusión? Aquí te contamos. Así, la próxima vez que te ofrezcan uno, sabrás exactamente qué esperar… y aceptar. Antes que nada, es importante aclarar que todos los tés son infusiones, pero no todas las infusiones son té.

Ambas pueden ser servidas calientes o frías, y dependiendo de la hierba o especia aportan distintos beneficios. Sin embargo, el elemento que marca la diferencia entre cada una es el ingrediente principal. De ahí que para preparar ya sea un té blanco, verde, oolong, negro o rojo, necesariamente necesitarás hojas de camellia sinensis en diferente estado de fermentación o frescura.

- Publicidad -

Así que no, técnicamente el té de canela, de manzanilla o de hierba limón no existe. A este tipo de bebidas es se les llama infusiones. A diferencia del té, las infusiones no contienen los estimulantes responsables de quitar el sueño.

Cold Brew: el mejor remedio para el calor y el sueño

Claro que existen las combinaciones. Por eso, es posible encontrar distintos sabores a los habituales en los supermercados y restaurantes. Algunos ejemplos de estas mezclas son los té verde con jazmín, o el té blanco con canela; o incluso el té negro con especias. Todo es cuestión de gustos.

Independientemente de cual elijas, es mejor seguir las instrucciones y usar agua de calidad, así el sabor y las notas aromáticas de la infusión o del té, te enamorarán.