Close-up of waiter holding bottle and serving red wine during dinner at luxurious gourmet restaurant
- Publicidad -

El mundo del vino está en boga. Cada vez existen más personas hablando sobre él, por eso el conocimiento nunca está de más. Existen dos figuras principales alrededor de la creación de una etiqueta: el enólogo y el sommelier. Conoce la diferencia entre ellos.

A grandes rasgos, el enólogo es quien supervisa todo el proceso del vino. Desde que las uvas nacen y se cosechan, hasta que su mosto se convierte en un líquido merecedor de premios. Prácticamente él es el diseñador de la bebida, ya que entre sus responsabilidades está pensar en cómo quiere que sea el sabor, textura, color y hasta aroma del vino. Ciertas personas los consideran artistas. Mucho de su trabajo se desarrolla hacia el interior de la bodega.

Lee: La lengua de este catador de tés vale más que las piernas de Rihanna

- Publicidad -

Por su parte, los sommeliers son esas personas que interpretan el trabajo que ha hecho el enólogo. Su objetivo es acercar el vino a las personas en un restaurante. Son justo ellos quienes crean menús y maridajes para los platos que se preparan en el lugar donde colaboran.

Lee: ¿Has probado los vinos naranjas?

Ambos tienen grandes conocimientos acerca del vino. Los dos deben de saber cómo afecta el clima o los suelos a las distintas uvas que pueden ser vinificadas. Sus roles están intrínsecamente relacionados. Ahora ya no los confundirás.