iStock
- Publicidad -

Preparar una torta es de lo más sencillo, solamente se necesita pan y algunos rellenos que pueden personalizarse hasta crear la combinación perfecta. Cada quien tiene su favorita, sin embargo, existen algunas tortas mexicanas que debes de probar al menos una vez.

Torta de la barda, Tampico

El sur de Tamaulipas, específicamente en Tampico son la cuna de este tipo de tortas. De acuerdo con los relatos locales, debe su nombre a que se empezaron a vender justo en una barda perimetral entre el ferrocarril, los muelles y las aduanas de la ciudad. Está hecha con pan de sal, jamón, queso de puerco, frijoles negros refritos, chicharrón en salsa verde, queso amarillo, queso blanco, chorizo frito, carne de res deshebrada, jitomate, cebolla y aguacate.

- Publicidad -

 

Torta Ahogada, Jalisco

Visitar Guadalajara y no comer una de estas cuenta como si no se hubiera visitado esa ciudad. Es una de las preparaciones más amadas de los tapatíos y consiste en un pan conocido como birote, relleno con carnitas y bañado con salsa picante de chile de árbol de Yahualica. Se le pueden agregar condimentos como vinagre, comino y ajo, además de más salsa de jitomate.

 

Tortas Guacamaya, Guanajuato

Un bolillo relleno de chicharrón de cerdo crujiente, cueritos, jitomate, cebolla, aguacate y una salsa que puede ser picante. Es originaria de la ciudad de León, Guanajuato y puede estar o no “bautizada”, es decir, bañada con una salsa con muchos chiles.

 

Cemitas, Puebla

View this post on Instagram

#Puebla #comidamexicana #Cemita #

A post shared by Elias Camarillo (@camarillo.photos) on

Se encuentran prácticamente en todos los mercados de la ciudad que la vio nacer: Puebla. Puede ir rellena de jamón, pollo, milanesa, pata de res o carne enchilada; pero los ingredientes que nunca cambian son quesillo, aguacate, pápalo, chipotles, jalapeños, cebolla y aceite de oliva.