- Publicidad -

El año pasado, en noviembre, la cadena de pollo frito Kentucky Fried Chicken tuvo una grandiosa y efímera idea. Una que fascinó a los estadounidenses: los waffles estilo belga con pollo frito. La creación estuvo por un tiempo limitado en los menús y tuvo tanta aceptación que en algunas sucursales se acabó en tan solo dos semanas. De ahí que KFC decidiera volver a ofrecerlos en Norteamérica.

Lamentablemente solo estarán disponibles por un mes, hasta el 29 de abril de este año. Son imperdibles por su textura suave al interior y crujiente al exterior, además siempre van bañados con miel de maple de Mrs. ButterWorth. La combinación de sabores es adictiva, de acuerdo con algunos comentarios en redes sociales de Kentucky Fried Chicken.

Lee: El extraño limón que utiliza el chef Grant Achatz

- Publicidad -

Aparte, su original manera de promover está adición temporal al menú ha causado gran aceptación. Aquí el video que se basa en la última escena de “Dirty Dancing”.

Lee: Los tacos de tripa son los más saludables ¡Comprobado!

Si te encuentras en Estados Unidos, aprovecha para comprobar qué tan increíbles están y prueba alguna de las versiones de los Chicken and Waffles Colonel Sanders. Puedes elegir entre diferentes versiones como: sándwich, en canasta o en Big Basket (para quienes tienen más apetito). Son muy populares para la hora del brunch, así que la recomendación es probarlos en alguna hora menos concurrida. Un pretexto más para viajar a Estados Unidos. Precios desde $5,99 dólares y hasta $7,99.