- Publicidad -

Con este calor se antoja un chardonnay o un vino de Beaujoulais. Independientemente de cuál prefieras, existe un contratiempo: el clima caliente de esta primavera. Y aceptémoslo: a veces la paciencia no es lo que se necesita para disfrutar de un vino. A veces lo necesario es rapidez. Por eso aquí encontrarás algunos lifehacks para enfriar más rápido una botella de vino.

La vieja confiable

Una cubeta repleta de hielos. Este sirve para cualquier clase de líquido, incluso para comida. Pero para que funcione mejor con el vino lo mejor es añadir agua al recipiente, en una proporción de 2:3, y añadir una buena cantidad de sal. Toma en cuenta que las etiquetas pueden mojarse y verse dañadas. De esta forma lograrás enfriarla en menos de 10 minutos.

Envuelta en el congelador

Toma una toalla de papel de cocina, mójala y úsala para envolver tu botella. Luego colócala en el congelador para que de 15 a 20 minutos tengas listo el vino en la copa. La única advertencia es no olvidarla, ya que la presión podría hacer de las suyas rompiendo la botella o expulsando el corcho. Sobretodo si es un vino espumoso.

La innovadora

- Publicidad -

En el sitio especializado en vinos, Wine Folly, sugieren una idea innovadora. Abre el vino, vacíalo en una bolsa con cierre hermético, ciérrala y sumérgela en agua con hielo por cuatro o cinco minutos. ¡Salud!

¿Ya conocías estos lifehacks?