Bartender pours beer during Pilsen Fest in tent located in Pilsner Urquell Brewery area - iStock

¿Sabías que República Checa posee más de 500 tipos de cerveza? Recorre su ruta y prueba las mejores.

Lo primero que debes saber es que en checo “salud” se dice “Na zdraví“. La ruta se recorre en aproximadamente cuatro días donde visitarás cuatro de las fábricas más representativas.

La primera parada 

Chodova Plana es una cervecería familiar. Su principal atractivo es que además de probarla se ofrece gastronomía regional para maridarla. Desde hace varios años y siguiendo esta misma fórmula, se creó un restaurante conocido como el Stará Sladovna y que se acondicionó en uno de los sótanos antiguos de la vieja fábrica.

Destacan sus grandes jardines y una terraza bastante amplia con capacidad para 300 personas, desde donde se puede apreciar todo el complejo histórico. Otro detalle que no hay que perder, es que el restaurante tiene 10 tipos de cerveza para degustar, o sea que tómate tu tiempo para probarlas.

Lee: Sigue la ruta cervecera en Baja California

Pilsner Urquell, la más famosa

El siguiente punto es la Pilsner Urquell. Lo más destacado es, por supuesto, su fábrica. El recorrido en ella es de aproximadamente una hora. Sus anfitriones, quienes son los guías, estarán personificados como antiguos trabajadores del siglo XII y entre chistes y tragos de cerveza te contarán su historia.

Dentro de su museo podrás observar algunas instalaciones de las materias primas utilizadas para la cocción de la cerveza. Además hay una muestra donde podrás descubrir los secretos de la Pilsner Urquell. Pero sin duda lo más emocionante está al entrar en su sala de cocción donde se muestra un cubo que data de 1842.

Final con gastronomia checa

La siguiente parada es Budejovicky Budvar y la fábrica de Eggenberg, ambos situadas en uno de los sitios más hermosos de República Checa: Cesky Krumlov, que dicho sea de paso, quien sea admirador de la obra de Shiler, aquí encontrará su inspiración y también un museo dedicado a él.

Tierra de Maestros: un espacio interactivo para aprender sobre el tequila

Eggenberg fue la antigua residencia de la viuda Anna de Rogendorf, y que después en el siglo XVI fue convertida en la actual fábrica de cerveza. Aquí se elaboran siete variedades  que se distribuyen sobre todo en la región de Bohemia del Sur.

Este lugar también tiene en su sótano un restaurante. Durante el recorrido te explicarán el proceso y te ofrecerán una degustación que finaliza acompañada con platillos típicos checos como la ternera asada con salsa de nata y el pato asado, así como algunas anécdotas de sus fundadores.

Más información sobre esta ruta y República Checa: www.czechtourism.com