- Publicidad -

Eva Micaela  Millán estuvo gran parte de su vida en Córdoba, municipio de Andalucía en España. Bióloga con dos maestrías, descubrió pronto que su pasión era cocinar.

Una vez que identificó este factor, se aventuró en el mundo culinario y llegó a la primer edición de MasterChef España en 2013.

Su Picantón acompañado con salsa de cereza, guarnición de lentejas y manzana fue definido por el jurado como “insignificante”. “No hay idea. Hay poco mensaje, por no decir nada”, subrayó el cocinero Jordi Cruz, uno de los jueces. Pero, a pesar de esa valoración, ese plato le fue suficiente para pasar al programa decisivo de la primera temporada.

“Era una pasión estar en la cocina, pero yo nunca me había planteado ser cocinera, de hecho yo estudié para ser bióloga. Pero en este momento en España te tienes que reinventar porque si no, estás destinado al fracaso

- Publicidad -

Lee más: Estos son los 5 Hoteles en México que aparte de ecológicos, son visita obligada

Para la final de MasterChefEva Micaela presentó un menú que sorprendió a Adrià. Éste plato estaba compuesto por tres platos: crema con almendra y alcachofa, ostras, carrilleras de cerdo ibérico con cuscús de setas, bizcocho de chocolate con crema de naranja. Ferrán afirmó que estos platos podrían estar perfectamente en un restaurante de alta cocina. “Técnicamente está perfecto. Es increíble el nivel”, dijo.

Resultados en Masterchef España

Micaela sorprendió al jurado con su originalidad y talento para la cocina, tanto, que logró ocupar el segundo lugar del reality. Esto le dio la oportunidad de estudiar en la escuela de alta cocina Le Cordon Bleu Madrid, y de ahí, directo y sin escalas, aterrizó su don gastronómico.

Publicó un libro de cocina llamado “La cocina sana y rica de Eva”, en donde brinda consejos sobre nutrición, alimentos y recetas. Actualmente es chef del complejo turístico Mayakoba Resort en Riviera Maya.

Lee más: El cuidado de un paraíso llamado Mayakoba

Millán está preparando sorpresas para los habitantes de la Ciudad de México y no podemos con las ansias de descubrir qué será y dónde podremos degustar su afamada cocina.