- Publicidad -

Hace mucho años un hombre llamado Ramón Bilbao se adelantó a su tiempo, y movido por sus sueños de conquistar otros horizontes llegó a la conclusión de que el vino sería la moneda de cambio que le permitiría recorrer el mundo.

Con esto en mente durante meses se dedicó a calcular rutas, vientos, temperaturas y a seleccionar sus mejores caldos para la expedición. Fue en 1924 cuando finalmente Ramón Bilbao partió a tierras extrañas para hacer su sueño realidad.

Y así es cómo ahora sus vinos se han vuelto altamente galardonas en todo el mundo, incluso su bodega fue nombrada la Mejor Bodega de 2014 Española por IWSC, muestra de que al igual que su fundador, no se deja de soñar. También han sido premiados con el Mejor Tempranillo del Mundo en 2011 y como Mejor Tinto Español en 2008.

- Publicidad -

Lee: San Miguel de Allende fue nombrada la mejor ciudad de México y la segunda a nivel mundial

Si ya los quieres probar, no te culpamos, su sabor es exquisito y al conocer sus etiquetas querrás probarlas todas. Cada copa será un verdadero viaje, una de las ideologías principales de la marca es que cada etiqueta es una experiencia, tal como lo son los viajes. Al igual que Ramón Bilbao emprendió un viaje para conseguir su sueño: realizar un vino con estilo único.

Ahora sus vinos elegantes, frescos y modernos están dentro de los 10 mejores vinos españoles en México. Sus etiquetas tienen la capacidad para envejecer y están dentro de la RB Edición limitada Top 10 de los mejores vinos de valor en Wine Spectator.

Nosotros tuvimos la oportunidad de viajar en globo aerostático por Teotihuacán, uno de los lugares más emblemáticos de México para conocer a profundidad el sentido de los viajes con Ramón Bilbao, y descubrir su auténtico sabor. Sin duda la historia detrás de la marca se ve notablemente acompañada por esos trayectos que todos los amantes de los viajes saben valorar.

“Porque cuando emprendas un nuevo viaje, miras con otros ojos, buscas nuevos horizontes que conquistar y sensaciones que probar: gustos, aromas, matices que hacen la vida diferente”.