metaxa
- Publicidad -

Una buena forma de conocer un país, es a través de sus destilados. Para conocer los sabores de Grecia, por ejemplo, la bebida indiscutible a probar sería la metaxa, un complejo espirituoso ámbar que sobresale por un sabor robusto pero elegante a la vez. Aquí te decimos todo lo que tienes que saber sobre esta bebida para hacerla parte de tu barra en casa.

¿Qué es la metaxa?

La metaxa es un destilado griego que Spyros Metaxa creó a finales del siglo XIX, en un intento de crear un producto único con ingredientes de su tierra natal. El resultado fue una bebida ámbar que podría confundirse coñac o brandy, y no sería un parecido muy errado: la metaxa es una mezcla de vino y brandy, hecha con uvas savatiano, sultanina, y corintio negro, así como una mezcla botánica secreta. Para elaborarlo, las uvas se destilan dos veces, y el líquido resultante se endulza con vino moscatel añejo de las islas de Samos y Lemnos. Finalmente se agrega la mezcla secreta y se añeja con barricas de roble. El resultado es una bebida ámbar con un toque dulce y cítrico.

Actualmente existen cuatro versiones, clasificadas en tres, cinco, siete o doce estrellas –esta última ya disponible en México–, según el número de años que se hayan añejado.

- Publicidad -

Lee: El país donde existen más cervecerías per cápita

¿Cómo tomarla?

Si decides darle una oportunidad a este destilado –sobre todo a la versión de doce años– hay tres formas de hacerlo: derecha, en las rocas, o en un vaso alto con hielo, pepino, ginger ale y un twist de naranja. Sin embargo, las posibilidades que ofrece en cuestión de coctelería son muy amplias, pues se presta perfecto para hacer un trago refrescante.

Aquí una receta más para probarlo:

Ingredientes

45 ml Metaxa 12
20 ml jugo de limón amarillo
30 ml jarabe natural
40 ml agua mineral

Método

Sirve todos los ingredientes en un shaker con hielo, agita, cuela y sirve en un vaso para highball.

Lee: Esta es la diferencia entre sommelier y enólogo