- Publicidad -

Cada vez más, el status de San Miguel de Allende como destino gastronómico de México se hace más indiscutible, y Bovine Brasserie es un jugador importante para poner en evidencia las razones. Con dos años funcionando, este lugar, dirigido por el chef australiano Paul Bentley, se ha dedicado a ofrecer una cocina a las brasas excepcional, que destaca no sólo por su maestría técnica, sino por la calidad de su materia prima.

En un ambiente diseñado de tal manera en que lo casual y lo elegante conviven a la perfección, el lugar sirve una carta variada en la que se encuentran desde verduras hasta carnes. Así, se ofrecen desde las típicas carnes, hasta almejas de San Blas, todo con el toque único que aporta el fuego.

bovine san miguel de allende

- Publicidad -

bovine san miguel de allende

Los platos están servidos de manera abundante, por lo que la recomendación, como es tendencia hoy en día, es pedir distintos platos al centro, para que toda la mesa pueda apreciar la versatilidad y el rango del lugar. Lo obvio, quizás, sería apostarle al rib-eye con tuétano o al lechón con miel de mezquite y jus de cerdo, sin embargo, la estrella oculta de este lugar es el pollo a la leña con limón quemado. No sólo es un platillo cocinado a la perfección y complementado armónicamente con el toque cítrico, sino que la calidad del pollo como materia prima es extraordinaria.

Lee: Cómo seguir haciendo ejercicio mientras viajas

El postre también es una razón contundente para visitar Bovine. Existen varias opciones –lemon pie, pastel ópera–, pero la corona se la lleva su impresionante pavlova de maracuyá, un postre que genera amor a primera vista y, aunque pueda parecer empalagoso, al probarlo se siente un equilibrio de sabor.

bovine san miguel de allende