- Publicidad -

La tercera edición del Encuentro de Cocineras Tradicionales de Oaxaca estuvo colmada de encuentros gastronómicos entre glotones y amantes de la cultura culinaria. Y es que durante los cuatro días del evento, reunió en un solo lugar – el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca- a 55 cocineras tradicionales de las ocho regiones del estado.

El programa del evento incluyó talleres y charlas, además de la posibilidad de conocer platillos de las ocho regiones. Algunos de los que cautivaron fueron el sustancioso mole de chicatana de la cocinera Rosalba Cortés Rendón de San Jacinto Amilpas y el premiado pletetamal de Catalina Matías Jiménez, de Santa Cruz Xoxocotlán, quien obtuvo el tercer lugar en el concurso de platillo ceremonial que se organizó en el encuentro. Se trata de una preparación mixteca que únicamente se hace en Día de Muertos, lleva chiles, hoja de plátano, hierba santa y carne de guajolote, pollo o puerco.

Otros de los descubrimientos fueron las bebidas. Como el agua de taberna, preparada por José Luis Toledo en Unión Hidalgo, Oaxaca. Para obtener este líquido de origen zapoteco se debe extraer la salvia de las palmeras, misma que después fermentará y diluirá para obtener un refrescante producto. De acuerdo con José Luis, suele beberse en fiestas y Día de Muertos. “Es lo que ofrecemos a los visitantes”.

- Publicidad -

Lee: Tres destinos de Oaxaca para disfrutar el Día de Muertos

55 cocineras una misma cocina 

En los talleres destacó el de Abigail Mendoza, quien habló sobre la importancia del chocolate atole, una bebida zapoteca de los Valles Centrales. “Para nosotros es una bebida de fiesta porque se realiza de forma delicada y lenta; desde cero, el proceso tarda seis meses”. Este refrescante líquido está compuesto de granos tostados de cacao pataxtle fermentado en hoyos, maíz molido en metate y cacao. “En las celebraciones un honor prepararlo, no cualquiera puede hacerlo, te tienen que elegir”, comenta Abigail.

Para culminar la celebración, las cocineras tradicionales se unieron el último día para hacer una tamaliza. Simultáneamente, las 55 cocineras invitadas realizaron cada quien una receta diferente y tradicional de su región. Los hubo de muerto, proveniente de Papaloapan, que consiste en puerco, masa sazonada con chile, ajo y cebolla, tamal de novia con guajolote y hoja de aguacate, tamal de chileajo con pollo y puerco; y hasta tamal de caracoles.