Foto: Jacob Owens, Unsplash

Por sus especies únicas y sus espectáculos exóticos, Asia es un país lleno de atracciones de animales que encantan y sorprenden a quienes los visitan. Pero detrás de la diversión hay una cadena de prácticas crueles que consiguen convertirlos en seres sumisos y obedientes.

Por suerte, cada vez hay mas conciencia al respecto y distintos proyectos se han ido desarrollando para hacer posible la interacción con ellos, asegurando su protección, conservación y existencia. Centrándose en el cuidado de los animales rescatados y la educación, los santuarios invitan a los visitantes a adoptar un rol de voluntariado para desempeñar tareas que enriquezcan su vida y procuren su rehabilitación.

Foto: Caterina Sanders, Unsplash

Elephant Nature Park, Tailandia

- Publicidad -

Este es un centro de rescate y rehabilitación de elefantes en Chiang Mai, al norte de Tailandia. Otros de sus objetivos son la reforestación de los bosques de la región y la preservación de la cultura de la comunidad de la zona a través del consumo de productos locales.

Aquí ayudarás a alimentar y bañar a los elefantes, así como a recolectar información y educar a la comunidad local sobre el tratamiento correcto de los animales.

Foto: Jonathan Meyer, Unsplash

Dujiangyan Panda Base, China

Ubicada en Chengdu, esta base es parte del China Conservation and Research Center for the Giant Panda. Aquí se dedican a asegurar que los pandas se adecuen a un ambiente tranquilo y sin estrés, para que puedan desarrollar sus sentidos y habilidades al máximo.

En Dujiangyan Panda Base podrás ayudar a los cuidadores a despertar a los pandas, jugar con ellos en el playgound, limpiar sus camas y preparar su comida a base de bamboo y manzana.

Foto: Cara Fuller, Unsplash

Cambodia Wildlife Sanctuary, Cambodia

El Cambodia Wildlife Sactuary es un proyecto de conservación animal y ambiental, comprometido a rescatar la vida salvaje local, preservar la riqueza de sus bosques y crear un sistema de sostenibilidad en la comunidad.

Aquí ayudarás a proteger la vida animal y vegetal a partir de tareas como jardinería, reforestación y recolección de frutas para alimentar a los animales del santuario.