Cortesía
- Publicidad -

Imagina entrar, por tu propia voluntad, a una cueva hecha por 18,000 vasos de plástico. ¿Qué te provocaría?, ¿curiosidad, angustia, claustrofobia? Dos artistas de Singapur decidieron trabajar en conjunto para intentar generar conciencia social sobre el abuso del plástico en la ciudad y los pocos esfuerzos para solucionar el latente problema.

Cortesía

Para esto, recuperaron los vasos usados de distintos restaurantes y bares y los juntaron en un mismo espacio, creando así #Plastikophobia. Esta nueva exhibición comienza con una cueva que los visitantes pueden atravesar por completo, hasta verse completamente rodeados por plástico. Para hacer el recorrido más interesante, la instalación está llena de luces neón, creando una atmósfera cósmica.

- Publicidad -

El fin de la exposición es iniciar una conversación sobre el uso del plástico de un solo uso e inspirar a que se haga una investigación profunda que encuentre una manera eficaz de manejar la crisis. En tan solo unos días, esta ha generado todo un debate social –llevado hasta las redes sociales gracias a lo atractiva que es la instalación.

Lee: Sonidos del Futuro Océano: el disco que tienes que escuchar para cuidar al medio ambiente

La segunda parte de #Plastikophobia, después de la llamativa cueva, es una muestra fotográfica de uno de los artistas, Von Wong, con imágenes preocupantes del medio ambiente que ha capturado en distintos viajes.

Cortesía

Este proyecto llega a formar parte del ‘Año sin Basura’, declarado así por el gobierno de Singapur en un esfuerzo por mejorar las prácticas, pues, hoy en día, el 91% del plástico utilizado en la ciudad no es reciclado. Basándose en este alarmante número, el mensaje detrás de la exposición es que “la mejor solución es convertirnos en plastifóbicos, evitando utilizar cualquier tipo de plástico siempre que sea posible”.

Lee: Cinco buenas noticias para el medio ambiente alrededor del mundo

#Plastikophobia estará abierta al público hasta el 18 de abril, en la Galería Sostenible de Singapur.