Jongsun Lee/Unsplash
- Publicidad -

Ver el cielo nocturno es una de las mejores experiencias cuando estamos en la naturaleza, alejados de las luces artificiales de una ciudad. Por eso, se ha creado un tipo de reserva natural concentrada en proteger las postales nocturnas, para que sigamos disfrutándolas. La más nueva estará en las Islas Pitcairn, que abrirá justo a tiempo para disfrutar el eclipse de verano.

Lee: Astroturismo: una nueva forma de perseguir estrellas

En la Polinesia de Oceanía, la isla recóndita ha sido siempre una región interesante para fotógrafos, exploradores y viajeros intrépidos. Hasta ahora, llegar a ella requería demasiado tiempo y esfuerzo, pero con la apertura de la reserva de cielo oscuro, cada vez habrá más medios de transporte hasta ella. Eso sí, quedarán prohibidas todas las luces que puedan interferir con el paisaje.

Cortesía Visit Pitcairn
- Publicidad -

“El sorprendente aislamiento y la inexistencia de contaminación de luz a través de las islas de Pitcairn hará que el santuario sea uno muy especial”, dijo Heather Menzies, coordinadora de viajes en Pitcairn. “Desde nuestro punto de ventaja, valoramos nuestra vista única al universo, pero también nos beneficiamos de los efectos físicos y psicológicos generados por el cielo oscuro”.

Para explorar la reserva natural, está la posibilidad de tomar un barco desde la Polinesia Francesa o Tahití y dormir en la casa de algún local, reservando las noches desde la página de turismo oficial. Para la inauguración de la zona protegida, sin embargo, habrá distintos cruceros que recorran la región, incluyendo actividades diurnas en Pitcairn.

Lee: Buscadores de estrellas en Durango

Después de esta fecha, aún podremos visitar la región. Y lo mejor es hacerlo entre abril y octubre, cuando casi no hay lluvias y el cielo suele ser claro. Las otras islas que conforman al archipiélago (Ducie, Oeno y Henderson) están deshabitadas.