Cortesía Bruce Munro
- Publicidad -

Para cualquier amante de la aventura, visitar los parques de Estados Unidos es casi una obligación. Con escenarios completamente distintos entre sí, muestran arcos rocosos en tonos rojizos, planicies secas con apenas unos brotes de vegetación, ríos serpenteantes entre cañones y hectáreas cubiertas de vegetación verde.

La típica visita se hace de día, para aprovechar la luz natural y poder explorar hasta la última profundidad. Pero hay una nueva tendencia que invita a disfrutarlos cuando llega la oscuridad: proyecciones de juegos de iluminación para resaltar las formas y darlas a conocer con una nueva perspectiva.

Aunque no son una novedad, estos cobran cada vez más fuerza en Estados Unidos y hoy hay dos proyectos en particular que están atrayendo miradas internacionales.

Field of Light, Paso Robles

Cortesía Bruce Munro
- Publicidad -

Entre San Francisco y Los Ángeles, Paso Robles es inundado por la instalación de Bruce Munro. La obra está formada por 58,800 esferas con tallos alargados iluminados con distintos colores. Este forma parte de un proyecto masivo que, hasta el momento, contempla 150 hectáreas en donde se encuentren el arte, la tecnología y la naturaleza. ¿Lo mejor? Todo funciona con energía solar.

Electric Desert, Phoenix

El estudio de arte digital Klip Collective utilizó el Desert Botanical Garden de Phoenix, en Arizona, para diseñar una ruta multisensorial con explosiones de luces neón y música instrumental experimental. Para esto, dividieron el espacio en siete secciones, cada una con ritmos y colores distintos. Todo funciona con energía natural.

Lee: Los waffles que están volviendo loco a Estados Unidos