parquesnacionales.gov
- Publicidad -

Al suroeste de Colombia, en la región amazónica, se encuentra el Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete, el área natural protegida más grande del país. La zona se encuentra permanentemente cerrada para proteger a las plantas endémicas, los animales salvajes y las tribus aisladas que la habitan, pero ahora existe la posibilidad de sobrevolarlo para conocerlo.

En 43,000 kilómetros cuadrados, el Parque Nacional de Chiribiquete es hogar de 1,676 especies de animales, así como 2,138 diferentes tipos de plantas, con 67 especies endémicas. Esto representa al 70% de los mamíferos, el 35% de las aves, 51% de los reptiles y 70% de los peces que viven en el territorio nacional.

parquesnacionales.gov

Además, siete comunidades indígenas aún habitan esta región, completamente aislados de la civilización. Por eso, aquí se encuentran más de 75,000 pinturas rupestres que muestran prácticas culturales como ceremonias, rituales y caza.

- Publicidad -

Lee: ¿Qué hay detrás del espectacular boom del turismo que vive Colombia?

Declarado Parque Nacional en 1989 y Patrimonio de la Humanidad en 2018, la zona es un auténtico pulmón verde y mitiga los efectos de la crisis climática global, pues contiene y evita el escape de 323 millones de toneladas de carbono anualmente. 

Tal es su riqueza natural y cultural que las visitas turísticas están prohibidas. Sin embargo, el gobierno de Colombia decidió mostrar al mundo una probada de la biodiversidad que resguarda. Durante junio, julio, octubre y diciembre, meses con las mejores condiciones climáticas, se ofrecerán dos vuelos por semana de tres horas desde la ciudad de San José de Guaviare.

Lee: 7 razones para visitar Cabo Pulmo

 Aunque no se podrán apreciar las pinturas rupestres desde el aire, los vuelos se acercarán lo suficiente para poder apreciar los distintos tipos de vegetación.