Amanda Dalbjörn vía Unsplash
- Publicidad -

Según Marine Life, se han descubierto hasta 82,000 químicos diferentes en el océano, y todos estos proceden de los productos de higiene personal. Por eso, para ayudar en la conservación del planeta, uno de los primeros pasos a seguir es modificar nuestra rutina actual de skincare. Estos son algunos productos orgánicos que no solo cuidarán tu piel sin usar químicos, sino que además protegen al entorno natural.

Sin quemaduras y sin químicos

Según Marine Life, hay 14,000 toneladas de bloqueador flotando sobre los arrecifes de coral, y dos de sus componentes, oxibenzona y octinoxato, propician su blanqueamiento. El bloqueador Face + Body de Raw Elements utiliza solo ingredientes naturales y se absorve rápidamente para no dejar rastro en el agua.

Lee: Cómo saber si tu bloqueador está matando a los arrecifes de coral

Adiós al aceite de palma

- Publicidad -

La extracción del aceite de palma es una de las mayores amenazas ambientales en la actualidad: ha provocado la destrucción de ecosistemas enteros para aumentar las plantaciones y la deforestación produce gases de efecto invernadero. Por eso, Disciple eliminó este ingrediente de todos sus productos, incluido el suero Good Skin.

No más algodón en la basura

Para reducir el uso del algodón desechable –un producto altamente contaminante–, Face Halo diseñó un removedor de maquillaje reutilizable y reciclable. El paquete viene con tres toallas y una sola reemplaza 500 algodones. Además, solo necesitan agua para funcionar.

A menor distancia, menores emisiones

Uno de los pasos más sencillos para reducir nuestra huella de carbono es consumir productos orgánicos locales, pues mientras más corto es el viaje de entrega, menos son las emisiones de carbono generadas. Ahal utiliza ingredientes locales, trabaja con comunidades indígenas y todos sus productos son comercializados en México.

Lee: Conoce la primera “community store” en Tulum

Ningún rastro de residuos

El plástico de un solo uso es sumamente dañino para el medio ambiente, pero también lo es cualquier otro material que no se pueda reutilizar. LUSH tiene una línea de higiene personal –con jabón, shampoo, acondicionador y desodorante– orgánica, sólida y sin empaque para no generar nada de basura.