El pulpo a las brasas comienza a “tronar” y antecede el deleite. Dos pasos más y estamos frente a una torta de lechón. Damos la vuelta y nos ofrecen chiles rellenos. La oferta gastronómica de Ciudad de México es más que los deliciosos tacos y la primera edición del Festival Comali (del 28 de abril al 1 de mayo) lo dejó en claro.

 Gourmet Awards tenía que estar ahí, y vaya que disfrutamos estos cuatro días que, en el corazón de la ciudad, pudimos disfrutar de la vasta oferta culinaria.

 Justo en el estacionamiento ecológico del Auditorio Nacional, en pleno Chapultepec, más de 100 restaurantes presentaron sus mejores platillos, bebidas y postres, para deleite de una urbe que si algo tiene, es buen paladar.

- Publicidad -

 Ahí, entre las carpas, vimos subir el humo de una parrilla que antecede el sabor de un cabrito, cortes de res o barbacoa. Pizzas, quesadillas, tacos, mole de cualquier color, en fin, la oferta resultaba ilimitada. 

Y si de beber se trata, no sólo encontramos aguas de sabor o vino, sino uno de los alimentos en los que tenemos experiencia: cerveza, sí, leíste bien, un alimento, pues la calidad de sus ingredientes le han ganado a pulso esa denominación.

No fue extraño ver y reconocer a afamados chefs que presentaron camarones en coco, tortas de lechón, tacos de pulled pork (con una base de queso) y tantas especialidades que despertaron las ganas de un mezcal oaxaqueño o un vino de la región californiana. Comali, en su primera edición, cumplió con creces en su meta de compartir la oferta culinaria de México, y por ello, ya esperamos el siguiente.

Víctor Galván @elMcCoy