- Publicidad -

No importa que tan lejos o cerca viajes, definitivamente subirse a un avión merece una serie de pasos que hacer. Seguramente después de hacerlo se volverá costumbre y verás que no podrás dejarlos fuera de tu rutina la siguiente vez. 

  1. Prepara tus tiempos

Aunque estemos acostumbrados a dejar las cosas al último, sabemos que con el tráfico de esta ciudad es imposible calcular con exactitud. Aceptémoslo muchas veces nos confiamos y después terminamos estresados en medio del caos porque tenemos probabilidades de perder el vuelo. Además, quizá si eres uno de los primeros en registrarte y no has elegido tu asiento, puedas tener la oportunidad de decir si prefieres pasillo o ventanilla.

  1. Revisa bien el tamaño de tu carry-on

Si eres de los que acostumbra llevar una maleta de mano, tienes que tener por seguro que es el tamaño permitido. No querrás perder el tiempo teniendo que salir a documentar lo que jamás imaginaste que tenías que hacer.

  1. Ten listo todo lo necesario… pero en travel size 
- Publicidad -

Recuerda que todo tiene que ser menor a 100 ml para que puedas pasar. Siempre necesitaremos gel, crema de manos, desodorante o algunas otras cosas. Tener una bolsita con lo necesario será más útil de lo que piensas.  

  1. Conoce la terminal a la que llegues

No hay nada como saber que hay en el lugar en el que esperarás a tu vuelo. Es decir, un lugar para tomar un café, para comprar regalos de último momento, baños, en fin, todo lo que te distraiga y haga más amena tu espera se agradece.  

  1. Se inteligente a la hora de vestirte

Muchas veces no pensamos tanto en esto, creemos que con unos buenos jeans y una playera lo lograremos. Y a la hora de estar en el avión, nos estamos congelando. Es muy difícil atinarle a la situación, sin embargo, si lo planeas bien no sufrirás de incomodidades, de frío, calor, ni nada por el estilo. Busca algo cómo como un par de leggings, pants, una sudadera, los tenis que jamás te fallan y más.