- Publicidad -

Hay pocas certezas en Moscú el día de hoy. Una de ellas es que nada le compite a un balón… excepto Banksy. La exposición más grande del artista se encuentra exhibida en la capital rusa y se ha vuelto una parada obligada para todos los turistas que visitan el país más grande del mundo.

El popular y mítico artista montó una exposición que reúne casi todo su trabajo dentro de la galería Central house of artists, sobre Krimsky Val, House 10. Con un costo aproximado de 120 pesos se puede acceder entre muros y pasillos por cada uno de los graffitis, pinturas, posters y afiches que Bansky ha realizado y que lo han convertido en la figura leyenda del arte urbano.

Dentro de un espacio de aproximadamente 500 metros, Love is in the air, I fought the law y Monky queen se presentan en su versión original junto a otras 800 obras de su firma en distintos formatos que, en suma, dan sentido a la identidad de uno de los mitos del arte urbano.

- Publicidad -

 

Mexicanos, argentinos, peruanos, colombianos y todos quienes no han tenido la oportunidad de presenciar la obra del artista en sus propios terrenos, han dejado por un momento las pantallas para escaparse a uno de los lugares que más impacto está teniendo ahora a nivel artístico en Moscú, a tan sólo unos pasos del parque cultural, Oktyabrskaya. Una galería tradicional que ha abierto las puertas a uno de las propuestas más disruptivas de su generación.

Sin lugar a dudas, Banksy se presenta como una visita recomendada para todos los mexicanos que viajaron al mundial y, que aún con el triunfo y la felicidad de México sobre Alemania, buscan más opciones culturales dentro de todo lo que Moscú tiene para ofrecer, que no sólo es un balón.

por Mario Villagran