- Publicidad -

Después de que este año se reafirmará que los inmigrantes menores de edad no tienen derecho a la asistencia de un abogado pagado por el gobierno cuando están en proceso de deportación, muchos fueron sorprendidos con angustia y alarma, especialmente aquellos que están propensos a sufrir una situación similar.

El argumento del gobierno señala que no hay suficiente dinero para solventar que cada niño tenga un abogado, ya que esto sería sobrecargar al sistema de inmigración. Estas razones llevaron a Linda Freedman a tomar cartas en el asunto y hacer esta dramatización apegada a cada detalle que pasa en las cortes de Estados Unidos, preguntó a un juez retirado las preguntas reales que se les hace a los menores, y en cuestión de segundos ha logrado plasmar varias escenas de lo que viven estos pequeños al enfrentar una situación tan complicada como esta.

- Publicidad -

Al hacer publica esta situación se busca que más organizaciones puedan ayudar a estos pequeños a tener un abogado que los defienda en corte, hay fundaciones como el Instituto Vera para la Justicia que se encarga de subcontratar abogados que puedan asistir a las personas que viven un proceso parecido.

Lee: Guía básica para entender la crisis global de refugiados