Getty Images
- Publicidad -

Se dice que el príncipe William prefirió jugar un partido de polo benéfico, mientras que el príncipe Carlos, primero en la fila del trono, asistió a un evento en honor a la policía. Todo esto con tal de no acompañar a la reina Isabel II en los distintos eventos que tenía con el presidente de Estados Unidos Unidos, Donald Trump.

Recordemos que hace unos días, Trump hizo una visita oficial a Inglaterra donde tuvo una cita con la reina Isabel II.

Lo más extraño de todo es que nadie de la familia real estaba involucrada, a diferencia de cuando fue la visita de los Obama hace algunos años.

This is the cutest ever! #princegeorge

A post shared by Prince George (@princegeorge_cambridge) on

- Publicidad -

Una fuente dijo a The Sunday Times que es muy raro ver a la reina sola, ya que usualmente está acompañada por alguien. De hecho, el Príncipe Carlos ha estado sustituyendo mucho a su padre, el duque de Edimburgo, pues recordemos que este ya se retiró de los eventos oficiales.

Ante este aspecto, el informante aseguró al mismo medio que el duque tampoco tenía muchos deseos de participar. “Va a lo que quiere ir, y si hubiera querido estar allí podría haberlo hecho”.

Asimismo, continuó: “Incluso Isabel no estaba muy interesada en pasar mucho tiempo con Trump. La visita fue mantenida al mínimo. La Reina cumplió con su deber, pero entre la familia más amplia, no fueron tan entusiastas como lo fueron cuando llegó Obama”.

Getty Images