- Publicidad -

Los colores se mezclan con los sabores y el cacao mexicano se convierte en una estrella mundial gracias a la colaboración de la fotógrafa mexicana Maureen M. Evans con Apple. A través de este proyecto, Evans capturó esa esencia –desde que el sabor se encuentra encapsulado en un grano hasta que culmina el proceso en las manos de los maestros de la selva tabasqueña– teniendo un iPhone como instrumento de trabajo.

Esa óptica privilegiada ha tenido como resultado que su trabajo sea presentado al mundo a través de la cuenta de Instagram de la empresa de tecnología. “Una de las cosas más inspiradoras fue descubrir cómo quienes cultivan el cacao mantienen sus tradiciones milenarias. Es como ver la historia pasar delante de tus ojos”, asegura Evans.

Maureen M. Evans
- Publicidad -

Para llevar a cabo este proyecto comisionado por Apple, Maureen se adentró en la jungla tabasqueña para dar a conocer al mundo el proceso artesanal con el cual se crea uno de los chocolates más deliciosos del mundo. Los colores nos hablan, nos cuentan una historia, y Evans –de la mano de Apple y su iPhone– fueron los encargados de llevar ese mensaje al mundo. Te invitamos a degustar las suculentas imágenes.

Maureen M. Evans