Por su importancia en la Casa Real de Inglaterra la reina Isabel II ha tenido que abstenerse de ciertos alimentos como los pescados y mariscos, carne cruda y pastas. Sin embargo, además de esas restricciones también tiene una regla primordial, sobre todo si se trata de un plátano.

De acuerdo con Darren McGrady, ex chef real, la reina tiene un ritual especial cada vez que come un plátano. En lugar de hacerlo de la manera tradicional prefiere usar un par de cubiertos para cortar los extremos de la fruta y posteriormente comerla en pequeñas rebanadas.

La razón para no hacerlo como lo hacen los simples mortales es porque no quiere verse como un mono. Así lo reveló McGrady en su libro de cocina Eating Royally y aunque parezca un acto exagerado, la matriarca tiene algo de razón en ello.

- Publicidad -

Según William Hanson, experto en etiqueta manifiesta que es un acto totalmente legal en cuanto a modales en la mesa. Los plátanos son considerados un postre, por lo que la reina no estaría inventando nada nuevo.

No obstante, en una entrevista para MailOnline, el chef expresó que en realidad la reina no es amante de la comida y más bien prefiere organizar cenas.

“Ella no es una entusiasta en absoluto. Ella come para vivir, es el príncipe Felipe el que vive para comer. Le encanta la comida, le interesa la comida, quiere saber de dónde viene. La reina, no tanto”, aseguró el chef.

Sin embargo, sí existe un alimento que la vuelve loca, se trata del pastel de chocolate perfecto. Entre sus ingredientes está el merengue, la canela y por supuesto, crema de chocolate, y que no puede faltar en su celebración de cumpleaños.