Shutterstock

Si cuando estás de viaje tratas de mantener la línea y todo lo que comes son ensaladas, debes comenzar a tomar tus precauciones.

La Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos ordenó retirar la lechuga romana del mercado de alimentos, debido a un posible brote de la bacteria E. Coli O157: H7. Aunque las investigaciones aún están en proceso, una primera conclusión es que los vegetales afectados se cultivaron en el norte y centro de California.

La agencia aseguró que las lechugas provenientes de otras regiones son seguras, pero hay que tomar precauciones y revisar que la etiqueta diga el lugar de cultivo y la fecha; si no tiene estos datos, la recomendación oficial es no consumirla. Por eso se ordenó colocar avisos de “no comer” en estos productos.

- Publicidad -

Se trata de la tercera vez que se emite una alerta de este tipo en los últimos 12 meses. Consumer Reports fue el primero en dar a conocer el problema el año pasado y los siguientes los emitieron la FDA y Centers for Disease Control and Prevention.

 Shutterstock 

De acuerdo con el comunicado de la FDA más reciente, la cepa de esta bacteria es similar a la que se extendió por Estados Unidos y Canadá durante el invierno pasado, pero no es la misma que surgió en el verano en la región de Yuma, en Arizona.

Hasta el momento, el brote ha afectado a 43 estadounidenses en 12 estados y a 22 canadienses. Los principales síntomas que causa la E. Coli O157: H7 es vómito, diarrea con sangre y dolores de estómago. También se puede desarrollar el Síndrome Urémico Hemolítico, una condición que provoca insuficiencia renal y requiere un tratamiento extenso.

La recomendación principal es que, por ahora, las personas se abstengan de consumir lechuga romana y se deshagan de las que tengan en el refrigerador, también como medida preventiva.