(Photo by Pool/Max Mumby/Getty Images)
- Publicidad -

El hijo de los duques de Cambridge William y Kate, asiste a la Infant School en la escuela Thomas’s Battersea en Londres. A diferencia de los demás alumnos, el príncipe George recibe un almuerzo especial todos los días, ya que debe debe ajustarse a los requerimientos de la realeza.

Su lunch dentro de la escuela comienza a la media mañana con una ración de fruta fresca o pastelería y el almuerzo comienza con una baguette y sopa fresca. Después, el príncipe recibe una deliciosa arrabbiata de pollo tradicional recién preparada con pasta de trigo integral.

Los demás días hay opciones como salmón con pasta de trigo, crema fresca y chícharos; falafel al horno con hummus recién hecho; ragú de cordero cocinado a fuego lento; bacalao teriyaki sobre espinacas; tajine de albaricoque y cordero; pollo piri-piri (receta portuguesa); quiche de brócoli; jamón con huevo escalfado o salmón ahumado, entre otras delicias.

- Publicidad -

Lee: ¿Más reglas? Este es el protocolo que Meghan debe seguir durante su embarazo

Los postres no pueden faltar en esta escuela, así que todos los niños, incluido el príncipe, disfrutan un pastel de jengibre recién horneado con llovizna de limón, un batido de fresa y plátano con una galleta de avena, un mousse de mango con fruta de la pasión o melocotón horneado.

La escuela cuesta alrededor de 18 mil libras (445 mil pesos) al año, por eso los niños no reciben cualquier tipo de comida, la calidad debe ser alta, todo se prepara al momento y hay platillos especiales para pescetarianos, vegetarianos y, por supuesto, para quienes son alérgicos a los productos lácteos o al gluten.

Además, los niños que no forman parte de la realeza, como George, también pueden pedir simplemente pollo con pasta, salchichas con verduras al vapor, papas a la francesa con ketchup; macarrones y queso con brócoli al vapor y verduras asadas; y lasaña orgánica con verduras crudas.