Courtesy of British Airways
- Publicidad -

Los pasajeros a bordo del vuelo del día de San Valentín de British Airways a Buenos Aires fueron testigos, literalmente, del amor en las alturas. La aerolínea programó el vuelo BA245 del jueves con cinco parejas de tripulantes de cabina. Tres de las parejas, según British Airways, encontraron “el amor en el primer vuelo” cuando se encontraron mientras trabajaban.

Una pareja, Carl y Nathan, han estado juntos 13 años y han trabajado para la aerolínea durante los últimos cuatro. Se casaron el pasado noviembre. Como pareja, han viajado por todo el mundo juntos: Nueva York, el Caribe, Turquía, España y Florida mientras trabajaban para la aerolínea. “Trabajamos bien juntos en todos los aspectos de nuestras vidas, por lo que trabajar como colegas a bordo no es diferente”, dijo Carl en un comunicado.

Otra pareja, Aimee y Christopher, han trabajado 17 vuelos de British Airways juntos. Anunciaron su compromiso el pasado diciembre. Dijeron que han hecho que su relación funcione al seguir una simple regla: no hablar del trabajo en casa. Recomiendan a otras parejas que viajan que permanezcan en “contacto lo más posible a través de FaceTime, o bien mantenerse en la misma zona horaria si es posible y recuerden darse tiempo para estar juntos en sus días libres”.

- Publicidad -

Experiencias de San Valentín por las que vale la pena viajar

Todas las parejas que trabajaron en el vuelo del Día de San Valentín disfrutaron de una escapada romántica en Buenos Aires. Además del vuelo atendido por parejas, British Airways sorprendió a 100 viajeros con upgrades gratuitos de clase económica a primera clase. Los pasajeros que obtuvieron el ascenso por sorpresa viajaban por motivos románticos, como celebrar aniversarios de bodas o visitar a sus seres queridos.