- Publicidad -

Hay distintas maneras de volar y eso es algo que Air France sabe muy bien. El refinamiento, el lujo y la comodidad que distinguen a la cultura francesa, aunados a la máxima privacidad, han sido trasladados a la cabina de pasajeros de La Première, el servicio de primera clase de la aerolínea.

En esta área únicamente hay nueve asientos

De principio a fin, los pasajeros pueden tener la confianza de que su travesía estará marcada por un servicio de excelencia. Quienes parten del parisino aeropuerto Charles de Gaulle son recibidos por un concierge que los conduce a su exclusivo lounge. Llegada la hora de abordar, son trasladados por un servicio de limusina hacia la aeronave.

Lee: Las aerolíneas que tienen uniformes de diseñadores de lujo

Lounge exclusivo AIR FRANC
- Publicidad -

La comodidad ha sido una de las máximas en la creación de este concepto de únicamente nueve asientos, mismos que se pueden reclinar hasta 180 grados. Tras disfrutar de una copa de champaña los pasajeros pueden instalarse y hacer uso de amenidades como pantallas HD de 26.41 centímetros y audífonos Bose. Además, tienen a su disposición almohadas de Memory Foam, un kit con productos de la marca Carita y una pijama con el emblema de este servicio, el caballito de mar.

Desde luego, la gastronomía tiene un lugar especial en esta cabina, gracias a menús a la carta creados por algunos de los chefs más reconocidos del país galo –Joël Robuchon
y Guy Martin, entre ellos– servidos en una vajilla de Bernardaud, diseñada por Jean-Marie Massaud, y con cubertería de Christofle. Incluso se cuenta con un servicio para pasajeros con requerimientos alimenticios especiales. La carta de vinos ha sido curada por Paolo Basso y en ella figuran marcas como Veuve Clicquot, Krug y Louis Roederer. Esta es, sin duda, la mejor manera de volar à la française.

Menús a la carta creados por algunos de los chefs más reconocidos