Woman eating and drinking in front of the refrigerator late night
- Publicidad -

Pasar las horas nocturnas tratando de dormir y no tener éxito, es una tragedia que a nadie se le desea. Tener insomnio afecta más allá del humor, puede tener repercusiones en la concentración, en el peso, en el sistema inmunológico y hasta en la presión arterial. La buena noticia es que existen muchos métodos naturales para combatirlo, incluyendo ingerir o evitar algunos alimentos. Aquí te dejamos una sencilla lista, que va más allá de la taza de café.

Los que debes evitar

Barras de chocolate: principalmente por la teobromina que contiene, esta sustancia está ligada a la cafeína, por lo que tiene los mismos efectos en el sistema nervioso. Si a la barra de chocolate le añades que contiene azúcar, este snack se convierte en una bomba de energía que es mejor consumir en el día y no en la noche.

Lee: 7 razones por la que siempre te sientes cansado

- Publicidad -

Frijoles: es más conveniente comerlos durante la jornada, ya que son de difícil digestión, lo que deriva en inflamación. Esa sensación podría incomodarte, evitando así la relajación que necesitas para antes de dormir.

Carne roja: si la cenas probablemente sientas mucho movimiento intestinal, ya que tu cuerpo estará trabajando arduamente para procesar este alimento alto en proteínas y grasas. Mejor déjalos para mediodía.

Los que te ayudarán a conciliar el sueño

Aguacates: como si necesitáramos otra razón más para amar esta fruta. Gracias a las grasas insaturadas que contiene, se estimula la serotonina en el cerebro, lo que induce al sueño. Además contiene magnesio, un mineral importante para descansar efectivamente.

Lee: 4 causas por las que no duermes bien cuando estás de viaje

Plátanos: el triptófano que contiene promueve la producción de serotonina, una hormona que actúa como sedante natural en el cuerpo. La recomendación es consumirlo media hora antes de ir a la cama, para dar tiempo al cuerpo de digerirlo.

Bananas.

Cereales integrales: incorpora a tu plato de cena elementos como la avena, el arroz, el trigo o el maíz. Todos son fuentes de triptófano y de vitaminas del complejo B, que son las que más ayudan al funcionamiento del sistema nervioso. No te preocupes por los carbohidratos, al contrario éstos ayudan a que absorbas mejor los beneficios de los anteriores ingredientes.