Luke Porter/Unsplash
- Publicidad -

Para quienes tienen miedo de volar, la turbulencia suele ser un factor de pánico. Y la mayoría de las veces, el miedo se debe a no saber qué es, en realidad, este fenómeno. Si tú eres uno de ellos, esta es una explicación detallada de la turbulencia para que, la próxima vez que vueles, lo hagas con más tranquilidad.

Lee: Los mejores tips para superar el miedo de subirse a un avión

¿Qué es?

- Publicidad -

via GIPHY

La turbulencia se origina por un cambio repentino en la corriente del aire o el encuentro de los corrientes de aire, una fría y otra caliente. Al atravesar este cambio de sentido, el avión de mueve -qué tanto lo haga dependerá de dos factores: el tamaño de la aeronave y la fuerza del aire.

Estos cambios de aire suceden todo el tiempo, pero en la tierra no son tan fuertes. Cuando sentimos una corriente es porque su fuerza es equivalente a nuestro tamaño, pero nuestro peso el mayor que el del aire y, por eso, no es capaz de tirarnos. Lo mismo pasa con un avión.

¿Por qué y cuándo pasa?

via GIPHY

Hay muchas razones, pero las más comunes son que se acerque a una cadena montañosa que bloquee el curso del aire, o que haya un cambio de clima. Por más dramático que todo parezca desde dentro, la mayoría de las turbulencias son calificadas como ligeras, pues no llegan a mover el rumbo del avión.

Muchas veces, los pilotos deciden cambiar la altitud del vuelo, contribuyendo así al movimiento, y esto suele generar aún más pánico. Pero la única razón detrás de esta decisión es que buscan alcanzar una sensación de mayor comodidad. Y es que la turbulencia no es peligrosa, pero sí muy incómoda.

¿Qué hacer si experimentas ansiedad?

via GIPHY

Antes de volar, encuentra qué te ayuda a calmar la ansiedad -puede ser respirar profundo o escuchar cierta canción, por ejemplo. Ya en el vuelo, recuerda y aplica esta estrategia. Piensa en las veces que has sentido una fuerte brisa que ha conseguido moverte, y piensa que es justo lo que está pasando en este momento.

Si tu compañero de asiento está asustado, mantente tranquilo mientras intentas calmarlo. Y recuérdale que el movimiento durará solo un par de segundos.