iStock
- Publicidad -

Si eres como algunos viajeros para los que la planificación de su viaje va más allá del bloqueo de tus días de vacaciones y la búsqueda de un vuelo, seguro te sentirás identificado al leer esto. Si te gusta pasar un tiempo de calidad pensando largo y tendido sobre lo que realmente quieres de sus vacaciones, seguro estás buscando aventuras, comida, cultura o, simplemente estás relajarte de la mejor manera.

Una vez que hayas decidido todo eso, pasarás a la tarea de reducir los lugares a los que te gustaría ir en función de tu tiempo y presupuesto. Y si toda esa investigación suena agotadora, no estás solo. Específicamente para los viajeros millennials, la búsqueda de destinos para pasar sus vacaciones es particularmente abrumadora, según un estudio realizado por Hotels.com, TravelPulse informó. De acuerdo con el estudio, los viajeros millennials experimentan un “retraso neto” o “fatiga por desplazamiento”, que es una especie de malestar, aburrimiento o desinterés que viene con el desplazamiento e investigación interminable de sus vacaciones.

Lee: 7 consejos para viajar sola por primera vez

- Publicidad -

En promedio, según el estudio, los millennials pasan ocho horas de investigación al planear sus vacaciones, pero experimentan este “cansancio de desplazamiento” después de solo 40 minutos. En pocas palabras, los millennials están simplemente cansados ​​… de investigar y planear a detalle sus vacaciones.

Esta cifra es especialmente desalentadora, considerando que los millennials también tienen menos probabilidades de tomar vacaciones, ya que el 56 por ciento de los jóvenes profesionales dicen que no se toman un tiempo libre por temor a que los proyectos se acumulen.

Lee: Qué es el slow travel y cómo puedes practicarlo pronto

Ya que están bastante sobrecargados de trabajo en primer lugar, y si logran tomar unas vacaciones, terminan abrumados por la tediosa tarea de tener que planificar el viaje.

Además, según TravelPulse, el estudio encontró que uno de cada ocho viajeros pasó más de 15 horas investigando antes de reservar, y alrededor del 22 por ciento de los millennials consideraron aproximadamente 11 opciones diferentes de vacaciones. Eso es suficiente para hacer que cualquier grupo de edad se sienta abrumado.

Entonces, no es de extrañar que el 51 por ciento termine eligiendo el mismo lugar para vacacionar sólo para evitar la investigación previa que se requiere. Pero aunque la investigación puede ser intimidante, los millennials están más dispuestos a priorizar los viajes que otros grupos de edad. Solo quieren un poco de ayuda para hacerlo.

Según el estudio, el 40 por ciento está dispuesto a pagar más en sus vacaciones solo para evitar la planeación detallada, y el 38 por ciento consideraría pagarle a un amigo o agente de viajes para hacer la tarea por ellos. Tal vez esto significa que los millennials están trayendo de vuelta a los agentes de viajes.