Xilitla acogerá varias puesta de cine a las que el público tendrá acceso.
- Publicidad -

No podríamos comprender el legado cultural de Xilitla, San Luis Potosí, sin el surrealismo. Por ello, la Fundación Pedro y Elena Hernández organizaron el primer Ciclo de Cine y Conferencias en el Jardín Escultórico Edward James, Las Pozas, un espacio mágico que resaltará las expresiones de los creadores y sus obras.

Xilitla es uno de los pueblos mágicos del estado y se ubica en lo más alto de la Huasteca Potosina, entre cascadas, construcciones de piedra y enorme vegetación, un auténtico escenario surrealista en el medio de México.

A lo largo del año, el Jardín verá la proyección de seis películas y ocho ponencias que abordarán la poesía, el arte y la arquitectura, siempre en punto de las 17:00 en el auditorio del espacio escultórico, sin costo de entrada y una duración promedio de una hora.

Vive el surrealismo de un amanera única.
- Publicidad -

El foro estará limitado a 50 personas, con lo que más de 700 invitados en el año habrán conocido un poco más sobre el surrealismo y su relación con Xilitla, características que hoy permanecen en cada calle, en los edificios y en el arte potosino.

Lee: Los consejos de Paola Longoria para visitar San Luis Potosí

¿Qué películas podrás ver?

La primera proyección del Ciclo de Cine fue la legendaria película “Un Perro Andaluz” (1929), del director español Luis Buñuel, y la primera ponencia, en marzo, fue “Edward James. Arquitecto de lo Maravilloso”, a cargo de Laura Martínez.

El sábado 13 de abril se proyectará la cinta “At’ Anii’ Tu Amante”, de Antonino Isordia Llamazarez, la primera película hablada en un 90% en Teenek, y filmada en Tacanhuitz, San Luis Potosí.

Para el 11 de mayo, Elva Peniche platicará sobre “Hongos alucinógenos, surrealismo y la revista Snob”, mientras que el 25 se proyectarán los documentales “Xilitla Pata de Perro” y “En manos de los trabajadores”.

El calendario continuará mes a mes, para culminar en diciembre. Una parada obligada para los amantes del surrealismo.

por Víctor Galván