- Publicidad -

Las horas de investigación que se requieren para elegir un destino y la anticipación de descubrir nuevos escenarios dotaron de un sentido romántico los primeros viajes por el mundo, realizados dentro de clásicos vagones de tren y a bordo de ornamentados camarotes de barco.

A finales del siglo XIX, cuando la alta sociedad decidió salir a explorar más allá de su ciudad, Louis Vuitton supo crear el equipaje perfecto para acompañar cada itinerario. Con un diseño funcional, cuidado y elegante, sus baúles contribuyeron a crear un lenguaje de lujo que sigue presente en los códigos estéticos de la casa, 165 años después de su fundación.

Lee: Los millennials viajan a los mismos lugares para ahorrarse la fatiga de buscar otras opciones

- Publicidad -

En pleno siglo XXI –cuando la dinámica de los viajes ha cambiado, pero el sentimiento sigue intacto–, las maletas parisinas están recorriendo el mundo una vez más, para recordar esas primeras travesías. Creando una línea de tiempo visual, la exposición Time Capsule repasa la historia de la firma, analizando su evolución entre una época y otra gracias a sus diseños emblemáticos y las sorprendentes historias detrás de su creación.

Lee: Qué es el slow travel y cómo puedes practicarlo pronto

Recordando los sofisticados viajes de lujo en CDMX

Y así, la muestra pasa de ser solo un recorrido cronológico a una declaración a favor de las nuevas aventuras, los itinerarios pensados y, finalmente, el arte de viajar. Time Capsule visitará la Ciudad de México del 24 de mayo al 16 de junio en el Palacio de los Palcios. Además de las piezas permanentes, incluirá tres modelos intervenidos, como un baúl clásico con la imagen del Ángel de la Independencia. Para enriquecer la muestra, un artesano mostrará, en tiempo real, cómo se trabajan las piezas más icónicas de la colección.